Para empezar, ¡una de caracoles!

En El Gourmet de Andalucía no sólo hacemos el mejor gazpacho de Sevilla, sino que además entendemos bastante de nutrición y alimentación, por lo que queremos mostraros las bondades de los caracoles y las cabrillas como aperitivos.

El aperitivo es algo que en España gusta mucho, además, si lo acompañamos de una buena bebida y una excelente compañía, el aperitivo se desarrolla como un evento social más. En Sevilla, la temporada de caracoles es mucho más que comer esta exquisita receta, es todo un ritual, una declaración de intenciones de cara al verano y como disfrute de la primavera y el buen tiempo.

Desde El Gourmet, donde hacemos el mejor gazpacho de Sevilla, os contamos los beneficios (que no son pocos) de comer caracoles y cabrillas como aperitivo saludable y muy de moda.

Caracoles y cabrillas, un manjar muy sano

Los caracoles y las cabrillas se encuentran en el top de aperitivos sanos y nutritivos para empezar a abrir boca. En Sevilla tenemos una cultura del caracol y la cabrilla muy asentada e incluso nos dejamos llevar a la hora de asistir a un sitio para comer o comenzar la velada.

El caracol se puede decir que viene de la misma categoría que el pescado y sus derivados, y tiene un gran aporte de magnesio  y una alta cantidad en hierro. Es por ello que se recomienda a la gente con anemia que coma esta clase de platos.

De otro lado, debemos tener en cuenta que el caracol es muy poco calórico, apenas 60 o 80 calorías por cada 100 gramos, es decir, casi nada pero que es un alimento pesado para la digestión. Esto es debido a la consistencia elástica de la carne, la cual no es fácil de disgregar en la acción que ejercen los jugos gástricos en el estómago, tendiendo a permanecer más tiempo de lo necesario en el recorrido intestinal.

Ahora sólo queda que elijas entre los mejores caracoles o cabrillas de Lebrija que El Gourmet de Andalucía te pone a tu disposición. El mejor gazpacho de Sevilla, el salmorejo más exquisito y los caracoles más deliciosos los encuentras aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *