El desayuno, la comida más importante del día

En El Gourmet de Andalucía, expertos en alimentación saludable, te contamos las cinco claves fundamentales para el desayuno perfecto.

La base de toda alimentación saludable y equilibrada comienza con la primera comida del día: el desayuno. Por eso es importante que sepas qué alimentos debes incluir en tu desayuno para mantener la energía durante toda la mañana y controlar los antojos poco saludables.

1. No te saltes el desayuno

Es la primera regla y la más importante. Tras toda la noche en ayunas, necesitas un chute de energía que active tu cuerpo. Además es un buen momento para organizar tu día y dedicarte un ratito de tiempo. ¡Ya verás que merece la pena levantarse 20 minutos antes!

2. Incorpora carbohidratos complejos

Te aportarán energía de forma gradual, retrasando la sensación de hambre y controlando los niveles de azúcar en sangre. Y por si fuera poco, contribuyen a mejorar nuestro estado de ánimo y el funcionamiento del sistema nervioso. ¿Dónde los encontrarás? En cereales y panes integrales. Puedes variar cada día el desayuno, optando por tostadas o por copos, como la avena o la espelta.

3. No te olvides de la proteína

La encontramos en lácteos, pescados y carnes. Gracias a su consumo tu sensación de saciedad será mayor y evitarás picar entre horas. Incorpora las proteínas en tu desayuno tomando huevos cocidos o en tortilla, fiambre de pavo o pollo, atún o yogur natural sin azúcar. La clave es ir alternando estos en cada desayuno. Las opciones son muchas, así que nada de excusas.

4. Grasas saludables

No las confundas con las grasas saturadas (azúcares, fritos, bollería industrial). Los frutos secos, el aceite de oliva virgen y el aguacate serán tus mejores aliados para el desayuno. Y acaba con el mito de que engordan. Los alimentos ricos en grasas saludables ayudan a mejorar el funcionamiento del organismo y disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Si no se te ocurre ninguna forma de incorporar los frutos secos a tu desayuno, nosotros te ayudamos: añade un puñado de nueces o almendras a tu yogur natural. Si te chifla el dulce, puedes añadir también unos cuantos arándanos o frambuesas. En cuanto al aguacate, corta medio en rodajas y colócalas encima de una buena rebanada de pan integral con un chorreoncito de aceite de oliva virgen. A nosotros se nos empieza a hacer la boca agua.

5. Acompaña tu desayuno con café o té

Tanto la cafeína como la teína nos ayudarán a acelerar la actividad cerebral y nos mantendrá activos toda la mañana. Además, el café contiene sustancias con propiedades antioxidantes que retrasan el envejecimiento de las células.

Siguiendo estas pequeñas pautas empezarás el día con una alimentación saludable y mejorarás tu rendimiento y estado de ánimo. ¿A qué esperas para ponerlos en práctica?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *